Visitando la ciudad de Romeo y Julieta

Verona es una localidad italiana, considerada la más romántica del mundo. Se encuentra ubicada a unos 120 kilómetros de Venecia. Dónde podrás encontrar hermosas arquitecturas y un ambiente lleno de historia.

Uno de los espacios populares es la “Casa de Julieta,” que nos traslada a la hermosa y trágica historia de amor de Romeo y Julieta, del escritor y poeta William Shakespeare. Muchos son los turistas que siguen la tradición de dejar sus cartas de amor en las puertas de este palacio. (Como un símbolo para encontrar el amor). Sin embargo, existen otros lugares imperdibles. A continuación, los enlistaremos.

Los 8 lugares turísticos más visitados en Verona

En Verona existen muchos lugares que visitar, motivo por el cual te mencionaremos los más frecuentados:

1. El Balcón de Romeo y Julieta

Este lugar es el que ha tenido más afluencia desde hace tiempo. Todos anhelan estar en el balcón donde, según la historia de Shakespeare, Romeo subió para declararle a Julieta su insaciable amor. Los románticos aman visitarlo porque se sienten identificados por esta memorable narración.

2. La Plaza del Bra

Es la Plaza más amplia del territorio italiano. Aquí podrás disfrutar de la Arena de Verona, entre otros interesantes sitios históricos. Como el Palacio de la Gran Guardia y Palacio Barbieri con su estilo neoclásico.

Mientras disfrutas de cada uno de estos atractivos, también puedes realizar recesos en la diversidad de cafeterías y restaurantes que acondicionan al lugar.

3. El Teatro Romano

Fue edificado en el siglo I a.C., y lo han ido restaurando poco a poco durante décadas. Si eres de los que le gusta la historia, en este lugar te trasladaras al tiempo del Imperio.

En el periodo de junio a septiembre, se celebran una variedad de festividades, todas al aire libre. Entre ellas tenemos:

  • El Festival de Jazz de Verona
  • El Festival de Verano de Teatro
  • Y el Festival de Shakespeare

También puedes dar tu recorrido por el Giardino dei Giusti. Un relajante parque renacentista adornado con extraordinarios laberintos de vegetación y aromáticas flores.

4. La Entrada de la Casa de Julieta

Aún no se ha comprobado que la historia de Shakespeare aconteció en Verona. Sin embargo, las personas colocan sus cartas de amor en la entrada de esta casa. Y los fans le tocan el seno derecho a la estatua de bronce de Julieta.

Según la tradición, aquellos que dejan su carta, regresan a Verona a encontrar el amor. Toda una dramaturgia. Por otro lado, la mayoría desconoce que, cerca de la “Casa de Julieta,” en la calle Arche Scaligeri, está ubicada la “Casa de Romeo”. Pero solo puede ser observada su parte exterior.

5. El Castelvecchio

Este espectacular castillo, de estilo gótico, se edificó a mediados del s. XIV. Se encuentra a orillas del rio Adige, y se enlaza al puente fortificado de Scaligeri.

Es conocido porque aloja el Museo di Castelvecchio, donde reside la galería de arte más famosa y completa de Verona. Enfatizando que fue construido por una de las familias con mayor poder de la localidad, de apellido Scaligeri. Quienes gobernaron Verona desde 1260 hasta 1386.

6. El Piazza delle Erbe

Este sitio viene siendo el corazón de Verona, y está rodeado de diversos edificios emblemáticos. Además, hermosa y arcaica, se considera una plaza codiciada por los turistas.

Lo primero que visualizas a su alrededor, es la Torre dei Lamberti, con unos 84 metros de altura. Siendo catalogada la torre dominante de la ciudad. Si decides subirla, puedes ver el panorama de las esplendidas montañas que son fascinantes en los días despejados.

Luego, puedes disfrutar de otro lugar espectacular, llamado la Fuente de Madonna Verona. Que se encuentra alrededor de Maffei y la Razón, dos palacios de aspecto barroco.

Por otro lado, no olvides visitar el edificio medieval Domus Mercatorum y la Torre del Gardello, la cual es muy popular por sus relojes mecánicos.

7. La Basílica de San Zenón

Esta iglesia tiene un estilo romántico y se encuentra representada en la obra de Shakespeare: el lugar donde Romeo y Julieta se casaron en secreto.

Fue fundada entre los siglos V y VII, destacando por su fachada, la cual incluye un amplio rosetón y un hermoso pórtico.

Se puede decir que es el edificio eclesiástico más significativo de Verona. Cuando entras al templo, se sitúa la Tumba de San Zenón, el obispo de Verona. Un escenario que no debes dejar de admirar. Y a esto sumamos los detalles arquitectónicos, que son sorprendentes para la época.

8. El Porta Borsari

Esta era la entrada principal a la ciudad en el periodo del Imperio Romano, siendo construida en el siglo I. Se elaboró con piedra caliza de color blanco, que reluce en dos grandes arcos.

Cuando se atraviesa el portal Borsari, te encuentras en Corso Cavour. Y esta calle te traslada a otro portal de Verona, llamado Arco dei Gavi. Una visita obligatoria para los amantes de la historia.