Un fin de semana en la capital de Dinamarca

¿Estás listo para una visita a Copenhague, la ciudad más hermosa, más poblada y la que es hoy la capital de Dinamarca? En el pasado fue un lugar vikingo donde la pesca era la principal actividad económica. Pero en la actualidad es una de las ciudades más hermosas de Europa.

En realidad esta no es una de las ciudades más pobladas de Dinamarca solamente, sino de toda Europa. Además muchos aseguran que aquí viven las personas más felices del mundo.

En definitiva Copenhague tiene mucho para ofrecer a los turistas, por eso a continuación te indicamos qué puedes hacer si vas de visita a la capital danesa.

¿Qué hacer y qué ver en Copenhague?

1.   Paseo en barco por los canales

Además de estar frente al mar esta hermosa ciudad posee numerosos canales que la atraviesan de punta a punta y muchos pequeños barcos ofrecen paseos a los turistas para que puedan visitar diferentes lugares y disfrutar del momento.

Los operadores turísticos pasan por los lugares de mayor interés de la ciudad y algunos incluso van contando historias sobre cada sitio o nombrando ciertos datos curiosos. Todos los proveedores de este servicio ofrecen el tour en diferentes idiomas desde el danes, inglés y alemán, al español.

2.   Conocer La Sirenita

La Sirenita es la figura más icónica y que mejor representa a la capital de Dinamarca. Esta se trata de una pequeña dama tallada en piedra que mide 1,25 metros de altura (algo decepcionante para algunos turistas) y que lamentablemente ha sido objeto del vandalismo de la ciudad. Esta estatua ha sido decapitada, rociada con pintura, entre otras cosas. Sin embargo, creemos que sigue siendo un espectáculo de arte digno de admirar.

No te sientas decepcionado si durante tu día de visita hay mucha gente alrededor de La Sirenita como para poderla admirar o tomar una buena foto; puedes ir por la noche o temprano en las mañanas que es cuando suele estar vacío el sitio.

3.   Disfrutar de un Gammeldags Isvaffel en Nyhavn

El Gammeldags Isvaffel es oficialmente el helado de Dinamarca. Consiste en tres bolas de helado, con crema batida, salsa de fresa y un poco de espuma. Algunas veces la salsa de fresa es sustituida por un poco de crema danesa (sabe a crema de malvavisco). Por supuesto, no es un postre ideal para mantener la dieta baja en calorías, sin embargo es algo que vale la pena probar.

Los locales dicen que los mejores Gammeldags Isvaffel solo se pueden encontrar en Nyhavn un área con casas coloridas bordeando el agua, donde el ambiente es muy animado.

4.   Divertirse en Trivoli

¿Ya viviste la experiencia de visitar un parque temático de clase mundial? En Copenhague se encuentra el parque temático Trivoli, una atracción turística a la que llegan más de 4 millones de visitantes cada año.

Trivoli fue inaugurado en el año 1843 y es un pequeño mundo muy diferente al resto de la ciudad. Sin importar en qué época realices tu visita, podrás ir a Trivoli que está en el centro de la ciudad. Este cuenta con atracciones mecánicas, jardines, restaurantes y salas donde hacen diferentes obras de teatro y espectáculos musicales.

5.   Conocer el Palacio de Amalienborg

No podrías desaprovechar la oportunidad de estar en Dinamarca dejando de visitar el palacio donde la reina vive, un lugar que está abierto al público parcialmente.

También es conocido como el Palacio de Cristián VII o como el Palacio Moltke y no es uno solo, sino un complejo de 4 palacios de estilo rococó que desde el año 1794 se convirtieron en residencia de la nobleza danesa. Solo dos de los palacios que forman este complejo están abiertos al público normalmente. En uno de ellos podrás conocer la historia de la monarquía, mientras que en el otro podrás ver cómo vive la nobleza.

6.   De compras en la zona peatonal «Strøget»

Esta es una calle que se extiende por 850 metros de longitud y que ofrece muchas oportunidades comerciales, pues a ambos lados podrás conseguir más de 100 tiendas especializadas en artículos de diferentes categorías. De hecho, si realmente deseas explorar toda la calle, debes planificar un día entero o varias horas para poder ver todas las tiendas.

Aquí también hay restaurantes y pequeños cafés para todos los gustos.

7.   Visita la Torre Redonda

Si eres un aficionado de la astronomía seguramente vas a disfrutar de una visita a la Torre Redonda, una estructura que se considera como el observatorio Europeo más antiguo que todavía sigue en funcionamiento.

Fue construida en el siglo XVI y se basa en una rampa en espiral que conduce hasta la cima, donde se obtiene una vista espectacular de la ciudad. Este sitio carece de escaleras porque en el pasado los carruajes tirados con caballos entraban al interior repletos de libros, los cuales llegaban a formar parte de la biblioteca de la universidad.