De turismo por una preciosa ciudad alemana

Alemania tiene muchas ciudades bonitas, sin embargo Hamburgo es una de las que le roba el corazón a cualquier turista que decida venir a visitarla.

Esta ciudad tuvo una importancia destacada durante la Europa medieval y todavía en nuestros días guarda vestigios de un pasado que marcó la humanidad.

Se denomina oficialmente ciudad libre y hanseática de Hamburgo se sitúa al norte de Alemania y posee el segundo Puerto más grande de Europa. Esta es famosa por sus lagos artificiales y se sabe que sus orígenes datan de los tiempos del Gran Carlomagno.

A continuación te daremos los mejores consejos sobre qué hacer y qué ver en Hamburgo para que tus días de visitas sean inolvidables.

Mejores sitios para ver en Hamburgo

1.   Río Aslter

¿Qué te parece empezar tu recorrido turístico con un paseo en barco por el río Aslter? Este es uno de los muchos cuerpos de agua que tiene la ciudad. Su increíble extensión de 56 kilómetros de longitud que es aprovechada por los turistas para dar un paseo en barco o en crucero por las vías fluviales de Hamburgo.

Aunque diferentes empresas ofrecen la oportunidad de navegar por el río a Aslter los expertos recomiendan que para tener una mejor experiencia y poder visitar más lugares elijamos un barco pequeño porque tienen mejor accesibilidad todas partes.

Una pequeña recomendación que te damos es hacer una visita al puerto de noche para poder observar la hermosa iluminación del lugar.

2.   Filarmónica del Elba

Desde 2017 año en el que fue inaugurada la Elbphilharmonie con más de 100 metros de altitud está se considera como el edificio habitado más alto de la ciudad.

Los locales la conocen simplemente como Elphi, en la actualidad esta sirve como sala de conciertos, tiene capacidad para hasta 2100 espectadores y su estructura es una de las mejores salas acústicas jamás construidas en la historia.

En la parte superior tiene una plaza usada como plataforma de observatorio en la que también podrás encontrar un cómodo café.

Además de su gran tamaño este edificio se reconoce fácilmente porque tiene una fachada adornada por unas 1000 ventanas relucientes y aunque no tiene un tiempo de vida demasiado largo esta constituye una de las construcciones más emblemáticas de Hamburgo.

3.   Planten un Blomen

En Hamburgo 47 hectáreas de parque te esperan en el corazón de la ciudad. El nombre que posee este sitio proviene de un dialecto alemán y se traduce como “plantas y flores”.

Verde césped, estanques invernaderos y un agradable ambiente tranquilo es lo que te espera en este lugar. Una visita aquí es ideal para escapar del ajetreo de la vida urbana.

Si te tomas el tiempo de conocer el sitio podrás encontrar el Antiguo Jardín Botánico de Hamburgo cuyo primer árbol fue plantado en el año 1821 y se trataba de un plátano de indias.

Para poder disfrutar de la exuberancia de este parque lo ideal es visitarlo en la época de verano que es cuando realmente la naturaleza se encarga de hacerlo brillar. De igual modo, una visita durante la época de floración de las rosas es una buena idea porque el lugar se encuentra agradablemente perfumado.

4.   Miniatur Wunderland

Se trata de una de las atracciones turísticas más visitadas y taquilleras de la ciudad. Su nombre se traduce del alemán como “País de las Maravillas en miniatura”. Su construcción empezó en el año 2000 y consiste en un mundo en miniatura que llena todo un almacén y es popular por ser el más grande de todo el mundo.

Este pequeño mundo está formado por miles de piezas muchas de ellas automatizadas para que se muevan dirigidas por una computadora sofisticada. Dicha colección año tras año crece pues se van agregando nuevas piezas a la obra.

5.   Iglesia de San Miguel

Esta es una de las iglesias barrocas más famosas de Alemania, la cual ha sido objeto de diferentes situaciones que le han causado mucho daño a la estructura; pero irónicamente aún se mantiene en pie desde su construcción en el siglo XVII.

La iglesia de San Miguel en Hamburgo posee una cúpula de 132 m que se puede ver desde diferentes ángulos de la ciudad. Su historia ha sido muy trágica pues en el año 1750 fue derrumbada por un rayo. Más tarde en el año 1906 un incendio la arrasó casi por completo y posteriormente recibió muchos daños por los ataques efectuados durante la Segunda Guerra Mundial.

Subir a su plataforma de 106 metros es una buena idea para observar el puerto y obtener una vista esplendorosa.  En el interior se llevan a cabo diferentes ceremonias religiosas y tiene capacidad para 2,500 feligreses., Además su gran cripta alberga los restos mortuorios de diferentes personajes importantes de la historia de Alemania y de otros países de Europa.